ENTREVISTA

Enrique Pinti: "La gente que hacía humor machista tuvo que cambiar"

El actor reflexionó sobre cómo es hacer humor en un momento de despertar social

Con el correr de los años la sociedad fue cambiando, y poco a poco algunas cosas que parecían normales comenzaron a verse diferente. Hacer humor en una época de despertar social implica adaptarse continuamente, deconstruir y volver a aprender. Eso le pasó a Enrique Pinti y muchos otros humoristas.

"Tuve que adaptar mi humor, por supuesto que sí, sobre todo porque no es un problema de machismo y feminismo sino de marginación", le dice a VIVO el protagonista de Al fondo a la derecha, el último que pague la luz...! (si puede). "Ese tipo de estupideces, como el chiste de Cacho Castaña sobre la violación, todos lo hemos hecho en escena en algún momento, pero hoy ya no".

Sus monólogos giran en torno a la actualidad, razón por cuál nunca tuvo demasiados cuestionamientos. "En mi caso en particular fueron muy pocas cosas que tuve que variar, porque mis monólogos son más bien político y sociales, pero la gente que hacía humor machista y ponía a la mujer como un objeto sí tuvo que cambiar", reflexiona.

"Yo ahora me cuido en los adjetivos que utilizo porque en el pasado, muchas veces por las costumbres y la educación, me salía decir cosas como 'vieja de mierda', por ejemplo. Eso ya no lo digo más, me di cuenta que era una ejemplificación que venía de ese mundo machista en el que estamos, que en realidad estaba hablando de la mentalidad de una persona y que no tenía por qué poner por delante el vieja, primero porque estoy marginando a la vejez y segundo a la mujer. Hay cosas así que fui limando, pero muy puntales, porque en general siempre hablo en plural sin importar el género", comenta.

A pesar de tener más de 60 años de carrera, Pinti reconoce que todavía sigue aprendiendo. "Siempre. Cuándo te ponés a pensar un poco encontrás otras formas de expresarte. No es lo mismo decir, 'lo que dijo tal persona es una taradez', que decir 'esa persona es tarada'. Suena diferente, además en definitiva todos decimos taradeces, con 'o', con 'a' o con 'e'", explica pensativo. "La mujer ha sido siempre muy marginada y maltratada, entonces hay que tener cuidado al hablar, porque además no cuesta nada".

  • Para más información sobre precios de entradas, descuentos, días y horarios de función de Al fondo a la derecha, hacer click aquí

NOTICIAS RELACIONADAS: