PING PONG14/09/2020

Jorge Suárez: "El teatro no se trata solamente de repetir, sino de que cada noche sea única"

El actor se sumó al juego de VIVO y contestó las diez preguntas de nuestro cuestionario

Si hay alguien que tiene oficio y teatro en la sangre, ese es sin lugar a dudas Jorge Suárez. Admirado por sus colegas, aclamado por el público y solicitado por los directores, el actor es uno de los hombres más prestigiosos del ambiente en Argentina. En uno de sus ratos libres, Jorge nos regala unos minutos de su tiempo y se suma al juego de VIVO, respondiendo las diez preguntas de nuestro Ping Pong.

Obra de teatro preferida: Una de las obras que me marcó cuando era muy jovencito era "El Bululú", que la hacía el español José Angel Trelles en el teatro el Globo. Era alucinante. Otra cosa que me marcó mucho fue Les Luthiers, porque yo soy muy amigo del hijo de quién era el productor, Chiche Aisenberg, y ver todas las funciones, ese mundo que creaban y con ese humor tan delicado, fino e inteligente era maravilloso.

Actor o actriz con quién te gustaría trabajar: Me quedé con las ganas de trabajar con Alfredo Alcón. Ese deseo nos lo expresamos mutuamente, él era como un mito, una leyenda viva. También me quedé con ganas de trabajar con China Zorrilla, con quién estuve a punto de estrenar y no pudimos. Con los de ahora trabajé con casi todos, y no tengo particularmente un interés por alguien.

Primera obra que viste en teatro: No me acuerdo bien cuál. Vengo de una familia de clase media, trabajadora, nací en un restaurante por lo que tengo un mundo social muy grande. Mis padres iban mucho al teatro y me llevaron desde muy chico. Desde el Luna Park y los shows sobre hielo, hasta cosas que no eran tan para niños. Siempre fue cercano el teatro, ellos iban todos los sábados.

Cábala o amuleto para las funciones: Simplemente me encomiendo a Dios: creo mucho y me entrego. No voy a la iglesia ni tengo una formación religiosa, pero tengo la sensación de que hay una fuerza que me acompaña, que me cuida y protege. Siento que es una forma de agarrarse con menos miedo a las circunstancias de la vida.



Un compañero de escenario que te haya marcado: No te puedo nombrar uno solo, a lo largo de estos 40 años hubo gente que me marcó para toda la vida y sería injusto nombrar uno.

Comida preferida para después de la función: Antiguamente un bife de chorizo con papas fritas. Ahora un plato de pastas, porque la carne de noche me cae pesada.

Ciudad preferida para ir de gira: París.

No te gusta cuando... Cuando el director no dirige, cuándo los compañeros no se adaptan a que cada día es un día nuevo y una nueva función. El teatro no se trata solamente de repetir sino de que cada noche sea única y extraordinaria, sino no podría hacerlo. El teatro es hoy.

Disfrutás cuando... Cuándo el otro se permite vivir esa situación por primera vez.

Una obra que te gustaría hacer: No tengo ninguna, porque hice mucho. Trabajé con actores que amo y con directores que me marcaron para toda la vida. Hay una satisfacción muy cumplida, por lo que ahora me gusta descubrir.